28 02 2011

 

La esperada reaparición

 

Cumpliendo las expectativas, Penélope Cruz acompañó a su marido, Javier Bardem, en su carrera frustrada por lograr su segunda estatuilla. Una bastante recuperada mamá se presentó en la alfombra roja de los Oscar 2011 con un vestido ceñido de color granate y con escote de L’Wren Scott y joyas de Chopard, habiendo cumplido su objetivo de adelgazar lo acumulado en el embarazo antes de la gala.

 

 

Sonriente y directa hacia el teatro Kodak de Los Ángeles. Penélope Cruz, de la mano de Javier Bardem, pasearon rápidamente por la alfombra roja y evitaron hacer ninguna declaración sobre su niño, Leo, nacido a finales del pasado mes de enero.

Cruz dejó el protagonismo a Bardem, que estaba nominado como mejor actor por su papel en “Biutiful“, para que pudiera atender a los medios.

Pese al protagonismo del actor, los comentaristas de las televisiones estadounidenses se centraron de inmediato en Penélope, tanto por su espectacular recuperación, como por su pronunciado escote. Según apuntaban varios medios las últimas semanas, la actriz española estaba a dieta extricta para perder diez de los 14 kilos que había ganado con el embarazo. El diaro ‘Daily Mail’ se hacía eco que para lograr el aspecto que ahora ha lucido Cruz, ésta estaría bajo el tratamiento de un famoso endocrino del mismo hospital en el que nació su hijo, en el Sedars Sinai de Los Ángeles.

En sus declaraciones a los medios, Bardem, que acudió también acompañado de su madre, Pilar Bardem, y de su hermano Carlos, reconoció la dificultad que le supuso interpretar el papel de Uxbal, un enfermo terminal. “Cuando te enfrentas a un papel así, solo puedes rezar y dejar salir tu interpretación. Es como estar dentro de un huracán“, afirmó a las televisiones.





28 02 2011

 

Anne Hathaway y la alta costura

 

La que es la presentadora más joven en la historia de los premios Oscar, Anne Hathaway, ha eclipsado por completo a su compañero en la tarea James Franco, ente otras razones, por su ostentación de alta costura y sus múltiples cambios de vestido.

Desde que Whoopi Goldberg protagonizara una de las pasadas ceremonias cambiando muchas veces de estilismo, nadie se había atrevido a seguir sus pasos. Ahora, la guapa Anne Hathaway ha decidido recuperar aquella ostentación de vestuario y se probó ocho modelos todos con firma famosa, a lo largo de la gala.

La gala pretendía captar una audiencia más joven por lo que se había escogido a James Franco, de 32 años y a Hathaway, de 29, considerada siempre una de las mejor vestidas sobre la alfombra roja.

En esta ocasión no iba a ser menos, por lo que empezó la noche luciendo un Valentino de tafetán rojo con escote palabra de honor y acompañada por el propio diseñador.

En el momento de su primera aparición sobre el escenario el Valentino daba paso a un espectacular Givenchy color crema con incrustaciones metálicas. Lucía entonces pendientes y anillo de Tiffany.

A continuación le tocaba cantar. Para el esperado y cómico momento, Anne Hathaway se colocó un esmoquin de Lanvin y unos tacones altítsimos, un ‘look’ algo andrógino pero muy adecuado, sobre todo cuando James Franco apareció vestido de Marilyn Monroe.

En cuarto lugar y muy brevemente Hathaway lució un vestido diseñado por Vivienne Westwood compuesto por un corsé con capas y encajes negros y una falda de princesa en tonos grises. Acompañó este ‘look’ con un collar de amatista de Tiffany (todas las joyas lucidas eran de la misma casa según apunta el ‘Daily Mail’).

Aquí no acabó todo. El mayor riesgo para Hathaway llegó de la mano de Oscar de la Renta y un vestido en tono plata con flecos de pedrería que no tuvo reparos en mover con salero y a ritmo de charlestón. En esta ocasión peor recibidos fueron los Jimmy Choo que se calzó con su ‘modelito’ número 5.

El sexto de sus estilismos fue un vestido de seda color vino de Atelier Versace. Quizás el más impresionante de la noche ya que su figura resaltaba con el corpiño inspirado en el Art Deco.

Versace le cedía su sitio a Armani, ya pasadas las cinco de la madrugada (hora española). Un vestido azul zafiro con escote en barco y firmado por Giorgio Armani Privé dio un nuevo efecto en pantalla. Acentuando el tono azul se puso un par de pendientes de tanzanita y diamantes, además de un anillo de zafiro y un brazalete de diamantes.

Terminando sus tareas de anfitriona, Hathaway, finalmente cayó en un furtivo encaje Tom Ford gris humo y cristal que resaltaba completamente su figura. Casi nada.





28 02 2011

 

“Toy Story 3” es la película del año

 

Si sumamos Oscars y dinero recaudado, la gran triunfadora del año ha sido “Toy Story 3“, que además de ser la película más taquillera del mundo en 2010, ha ganado dos Oscar, el de Mejor Película de animación y Mejor Canción.

Una cosa es lo que digan los premios, pero otra diferente el gusto del público. Las películas de los Oscar de este año han estado bastante en consonancia con los gustos del público, aunque pocas aparecen en el top 10 de las más taquilleras, sólo tienen ese honor “Toy Story 3” y “Origen“.

Además, “Toy Story 3” ha tenido el honor de colarse entre las nominadas a Mejor Película, gran mérito para ser cine de animación. Desde Disney/Pixar han apostado al máximo por que la cinta fuese la primera película animada de la historia que lograse el Oscar a la Mejor Película, pero tenía grandes rivales enfrente. Aun así, para muchos, Woody, Buzz Light Year y compañía han protagonizado la película del año, y los números así lo refrendan.

Aparte de “Toy Story 3“, otra de las películas que se puede calificar de éxito rotundo es “Origen“, que se ha llevado cuatro Oscar y se ha posicionado en cuarto lugar como pelicula que más ha ingresado.

Por su parte, la gran vencedora de los Oscar, “El discurso del Rey“, ha tenido un moderado éxito de taquilla, y aunque seguro que después de los Oscar su demanda se dispara, jamás podrá soñar con alcanzar el éxito de la cinta de animación.