24 07 2011

 

 

 

Con el inminente estreno de la segunda entrega, “Sherlock Holmes” recupera para el cine al personaje de Sir Arthur Conan Doyle. Su creación se hizo muy famosa y mucha gente le tomaba por un personaje real, pues al parecer durante mucho tiempo llegaban cartas a su nombre al 221 de Baker Street.

Resulta que el escritor británico se inspiró en una persona de carne y hueso, el médico Joseph Bell, descrito por el propio Doyle como un hombre “delgado, nervudo, de cabello negro, rostro afilado y nariz poderosa“.

Durante el tiempo en el que fue alumno suyo, Conan Doyle quedó deslumbrado por su enorme capacidad deductiva a la hora de realizar diagnósticos. El autor llegó a explicarle a Bell que crearía a un personaje literario basándose en sus dotes de deducción. Bell se sintió muy halagado.

 

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: