La historia del espía Paesa nuevo proyecto de Urbizu

16 10 2011

 

Enrique Urbizu ya rodaba películas de cine negro cuando de adolescente trasteaba con su cámara Super-8 y aún no sabía que se convertiría en uno de los mejores directores de su generación. “Bastaba con poner a un personaje con corbata, usar una pistola de juguete y filmar en los exteriores del Bilbao de los años 80 para tener un decorado de cine negro“, recordaba el jueves pasado en Donostia. Tres décadas después, el realizador bilbaino triunfa en la taquilla con la película que compitió en el último Festival de Cine de San Sebastián, “No habrá paz para los malvados”. La cinta está ambientada en el Madrid actual y está protagonizada por José Coronado, metido en la turbia piel de un policía sanguinario y corrupto, Santos Trinidad, que se ve envuelto en una espiral de violencia.

A su juicio, lo más importante es lo bien que el público ha recibido “No habrá paz para los malvados” pese a que no es una película “excesivamente fácil“. “Está suscitando discusiones excitantes, y eso está muy bien tratándose de un género poco habitual en España. Vamos abriendo camino a la serie negra“, dijo.

El responsable de “La caja 507″ y “La vida mancha” lamentó los “prejuicios” que impiden que haya más películas de cine negro en el Estado. “Por un lado porque no ha habido grandes éxitos de taquilla y a los productores les cuesta apostar por ello; por otro, por el maldito reflejo de la comparación americana: decir que rodar un thriller es hacer cine americano delata gran ignorancia“, sostuvo. De hecho, el bilbaino cree que el cine negro es “una válvula de escape estupenda para hablar del mundo en el que vivimos, de economía, de política o de temas morales“.

Bajo esa premisa, Urbizu maneja ya varios proyectos, dos junto a Gaztambide, y otro escrito por él en solitario a partir de un libro de investigación periodistíca de Manuel Cerdán, “Paesa, el espía de las mil caras”. Convencido de que en los últimos 30 o 40 años de la historia española hay “territorios apasionantes” y “material de sobra” para contar historias de género negro, el director planea llevar a la pantalla la vida de Francisco Paesa, ex agente del Ministerio del Interior que ha sido “financiero en Suiza, estafador, bon vivant y gran pícaro“.

Será su próxima película si las “piezas financieras” encajan. Lo que nació como un encargo de Zeta Audiovisual ha terminado por atraparle, básicamente por la fuerza del personaje principal. El título provisional del filme es “Armas y conversaciones” y en su mente Urbizu tiene ya al intérprete que dará vida a Paesa. Pero prefiere no desvelar su nombre aún: solo aclara que esta vez no será su actor fetiche, José Coronado.

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: