“El niño de la bicicleta”, los Dardenne sobre dos ruedas

30 10 2011

 

Los hermanos Dardenne abordan las relaciones afectivas entre un niño huérfano y una mujer adulta en su último largometraje

 

 

 

En una pequeña localidad belga, la vida transcurre tranquila, pero no para Cyril, un niño de 12 años que ha sido entregado por su padre a un centro infantil de acogida. El chico se resiste a aceptar la situación e intenta encontrar a su padre como sea. Un día conoce casualmente a Samantha, una peluquera, que acede a que se quede en su casa los fines de semana. Cyril no quiere reconocer el amor que Samantha siente por él, un amor que el niño necesita desesperadamente.

Los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne abordan el entorno de las relaciones afectivas y profundizan sobre sus inesperadas posibilidades en su nuevo largometraje, “El niño de la bicicleta“. Ellos siempre han realizado juntos el guión y la dirección de sus películas y comentan como nació su proyecto. Luc: “Era una historia que nos rondaba hace mucho tiempo. Trata de una mujer que ayuda a un chico a liberarse de la violencia que le aprisiona. La primera imagen era la de este niño, un manojo de nervios, que encuentra la paz y el sosiego gracias a otro ser humano“.

En su historia, no debería pesar un excesivo sentimentalismo, comenta Luc. No queríamos dar pistas sobre lo que empuja a Samantha a interesarse por Cyril. Evitar las explicaciones psicológicas. No queríamos que el pasado explicase el presente. Queríamos que el público pensara: ¡Le está ayudando! Y eso ya es mucho“. Para Jean-Pierre se trata de un niño muy activo y especial que “suele ir en bicicleta… Es un niño sin ataduras que busca el amor aunque todavía no lo sabe“.
Las relaciones entre padres e hijos aparecen habitualmente en el cine de los Dardenne. “Este interés, comenta Jean-Pierre, se debe a que la sociedad fomenta el individualismo. Es una especie de reacción y de la necesidad de recuperar la noción del vínculo. Un vínculo que no es necesariamente biológico, como ocurre con Samantha y Cyril“.

Cécile de France es la actriz ideal para este personaje, según cuenta Luc. Sabíamos que con ella evitaríamos el lado melodramático. Su cuerpo y su cara lo dicen todo. Le enseñamos el guión y aceptó inmediatamente. Nos hizo algunas preguntas sobre las motivaciones de su personaje. Le dijimos que Samantha estaba ahí en ese momento. Nada más. Y ella confió en nosotros“. La actriz ha comentado que “el personaje es muy complejo. Samantha es benevolente, resplandeciente, pero los hermanos Dardenne me dejaron muy claro que no tenía que pasarme con el azúcar. Me dijeron que esta película era una especie de cuento de hadas moderno y que mi trabajo consistía en representar a una mujer que es una mezcla de fuerza y dulzura y cuyas motivaciones permanecen ocultas“.

Los Dardenne creen en la política del trabajo: la desesperación de sus personajes coge el pico y la pala, se empeña en taladrar dificultades, no quiere atender a horarios. La determinación de “Rosetta” cuando decide suicidarse o el dilema moral del hombre que está instruyendo en carpintería al joven que le ha destrozado la vida en “El hijo” responden al mismo impulso del Cyril de “El niño de la bicicleta“, que desea volver a toda costa con un padre que no le quiere. La diferencia entre Cyril y sus precedentes dardennianos se mide en un abrazo. Es un gesto que hace arrancar el relato y que lo condiciona por completo, condenándole a buscar una emoción positiva, la redención propia del héroe de cuento infantil que debe vencer la tentación del mal para encontrarse a sí mismo. La dimensión de fábula está ahí, con el hada madrina y el ogro y la orfandad y la resurrección, pero los Dardenne no utilizan estos recursos para hacer más accesible la película, sino para volverla más seca, más humana. No hacen falta explicaciones psicologistas para que sepamos por qué Marie (Cécile de France) acoge a Cyril. No hace falta entender por qué Cyril corre como corre para saber que la velocidad es lo importante. Cineastas de la acción y el movimiento, los Dardenne se han dejado broncear por la luz veraniega y han decidido amar a sus personajes, que por una vez no nos dan la espalda.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: