“Los Descendientes”, bermudas, Hawai y dolor

21 01 2012

 

 

En el pasado Festival de Toronto, George Clooney hizo una presentación muy a su estilo. Delante de los medios reveló: “Quiero anunciar que éstas son mis hijas“. Las actrices Shailene Woodley y Amara Miller le miraban incrédulas y con una media sonrisa, pero sin entender lo que estaba sucediendo. Sus hijas son, pero en “Los Descendientes“, filme por el que se acaba de llevar unmerecida justicia el Globo de Oro y por el que todas las quinielas apuestan para la nominación al Oscar. Cuando un periodista le preguntó si el haber interpretado a un viudo y padre soltero había despertado sus instintos paternales contestó: “En absoluto. No tienes que inyectarte heroína para interpretar a un drogadicto. La mayoría de los actores que tratan de ser presidentes en la pantalla no lo desean en realidad. A mí me gusta tenerlos en la ficción porque al final del rodaje vuelven a su casa“. Rodada en Hawai y a las órdenes de Alexander Payne.

George Clooney es Matt King, un hombre en la cima de su carrera, con dos hijas a las que hace tiempo que no hace caso y con una mujer desatendida.  Su mundo de apacible rutina se tambaleará cuando esta sufre un accidente de barco y cae en un coma profundo.

De un golpe King se encuentra con unas hijas desconocidas y una infidelidad insospechada. Hasta aquí nada del otro mundo. “Los Descendientes” podría ser una historia vulgar, melodramática, y sin embargo es una película tremendamente humana. Es un tratado sobre el dolor, sobre la imperfección, sobre el perdón y el amor.

En un Hawai alejado del imaginario colectivo, teñido de luz mortecina, los protagonistas emprenderá como almas en pena un viaje catárquico siguiendo la orilla. Su sufrimiento se refleja en playas tistes, en camisas hawaianas mil veces, en las hojas flotando en una piscina descuidada.

En “Los Descendientes“, Alexander Payne agarra a los personajes y los envía al infierno, para indultarlos solo un segundo después. La historia, rebajada con buenas dosis de comedia, nos regala además interpretaciones gloriosas, quizá con el mejor Clooney que hemos visto hasta ahora.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: