“Arrugas”, humor, Alzheimer y vejez

28 01 2012

 

 

Por fin llega a los cine “Arrugas“, película de animación basada en la obra homónima de Paco Roca, por el que el dibujante valenciano obtuvo el Premio Nacional de Cómic en 2008 y que opta a dos Goya, a la mejor Película de Animación y al Guión Adaptado.

Las imágenes en movimiento a partir de las viñetas de Paco Roca van acompañadas en la pantalla de música y voces de sus protagonistas, pero también de sorbimiento de mocos y otros sonidos inequívocos de las lágrimas del público en la sala. La historia de Emilio, un anciano con Alzheimer que ingresa en una residencia “no pretende hacer llorar de forma facilona“, explica Ignacio Ferreras, director de la película. “Lo único que queremos es que a la gente le llegue esto que contamos“.

Tanto Ferreras como Roca inciden en que “Arrugas” pretende volver los focos hacia una parte (cada vez mayor) de la sociedad (cada vez más) olvidada. “A veces, cuando la figura del anciano en el cine se presenta como un ‘joven arrugado’, genial y juvenil, para que sea aceptable. No hay esa imagen de lo que finalmente será un tercio de tu vida“, apunta el primero. “Ahí veo un problema: Si una sociedad no quiere hablar de un tercio de la vida, algo no funciona“.

Hay infinidad de películas sobre la juventud y la adolescencia, pero muy pocas en las que los mayores sean los protagonistas“, abunda el autor del cómic. “He trabajado en publicidad y allí los ancianos son casi un tema tabú; existe una verdadera fobia hacia ellos“.

Para Roca, ni la película ni el cómic suponen una crítica directa a las residencias de ancianos. “Bueno“, se le escapa a Ferreras. “Por una parte era muy importante mostrar que la residencia no era un lugar lúgubre y que todos salen haciendo muy bien su trabajo. Pero, por otra parte, mi opinión personal es que hay un problema cultural y que todos los ‘avances’ en la calidad de vida de nuestra sociedad esconden en realidad un retroceso terrible. Que nadie piense que el problema de la vejez está solucionado“.

El director de la película y el autor del cómic coinciden en la necesidad de que cómic y animación estén más relacionados, tal y como sucede en Japón. “Sería bueno que hubiese más conexión entre ambos mundos“, apunta el primero, “porque los dibujantes de cómics corren riesgos que un productor de animación no correría. Por ejemplo, hacer una película sobre ancianos. Pero, claro, si detrás hay un Premio Nacional de Cómic y el aplauso del público, todo cambia“.

Roca habla de lo “bonito” que es ver cómo las viñetas cobran movimiento tras pasar por la mano de los animadores. “Es curioso, porque cuando estoy dibujando, me imagino las escenas en movimiento. Es algo muy abstracto que no sabría cómo definir. Lo único que puedo decir es que los personajes se mueven en esta película como se tendrían que mover“.

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: