La sala esta oscura y se enciende unas “Luces Rojas”

3 03 2012

El impacto que causó “Buried (Enterrado)”, de Rodrigo Cortés, por el asombro que causaba la capacidad del joven cineasta para salir con bien de semejante encerrona, ha multiplicado la expectación ante su nueva apuesta, un guión propio escrito antes de que la historia del marine enterrado cayera en sus manos. “Empecé a trabajar con el concepto de fraudes paranormales porque encerraba dos conceptos antitéticos: el de lo paranormal, lo oculto, lo inexplicable, y el del fraude, que es el ser humano en acción, y un puente entre ambos que es el ilusionismo, el de quien consigue por determinados métodos, jugando con la percepción, presentar como mágico algo que no lo es“.

Declaraba Cortés hace unos días al diario La Vanguardia sobre “Luces rojas”, con la que el director español ha de pasar el complejo examen de estar a la altura de sí mismo, Algo hercúleo porque, además del colosal precedente, a Cortés se le conoce por esa elocuencia en el habla y sofisticación en el pensar propias del primero de la clase. Y eso, desde que el mundo es mundo, siempre anima el hacha.

“Luces rojas” es un thriller sobre sucesos sobrenaturales que gira, como explica Cortés, en torno a la colisión entre razón y fe, narrando las peripecias de la doctora Margaret Matheson (Sigourney Weaver) y su ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy), científicos especializados –y empeñados– en descubrir los fraudes que se esconden tras los acontecimientos paranormales y que tienen su némesis en Simon Silver (Robert De Niro), un Uri Geller ciego que sostiene que posee poderes de sanación y mentalismo. La película descansa sobre el discurso del cine de M. Night Shyamalan –no tanto sobre su estilo–, en particular la serie compuesta por “El protegido” (2000), “Señales” (2002), “El bosque” (2004) y “La joven del agua” (2006), en la que el asunto central es la superstición y la mística, y el poder de ambas, pero también y por eso mismo en todos los cineastas que han convertido las cuitas de la fe (religiosa o no) en materia de drama, de modo que no es difícil establecer un puente de géneros con el Lars von Trier de “Rompiendo las olas” (1996) y hasta podría decirse, abusando de la audacia, que Cortés ha convertido el asunto central de “Ordet (La palabra)” (1955), de Carl Theodor Dreyer, en un intenso thriller. “Entiendo por qué lo dices, tiene mucho que ver con eso. Pero si lo escribes, mucha gente va a decir que estás enfermo“.

La densidad de los diálogos de Rodrigo Cortés, que además de dirección y guión también firma el montaje, hace que el asunto no sea mera excusa para forzar la tensión: la película contiene un debate de altura, a pesar de no ser una película de tesis sino de suspense. En el fondo, Cortés no miente, “lo que más me interesa son los mecanismos de percepción del ser humano y las razones por las que creemos lo que creemos“. Los mecanismos, efectivamente: “La película está construida de una forma muy consciente como un truco de magia, el ilusionismo tiene mucho que ver con ella, (…) se trata de atraer la atención del espectador sobre la mano derecha mientras se la armas con la izquierda“. Incluso va un pelín más allá: Cortés es un mago que explica cómo hace un truco mientras hace caer al espectador en una nueva trampa aún mayor. “Durante la primera parte, uno se siente cómodo, ve lo que está sucediendo como si se lo explicaran a cámara lenta e incluso cuenta con un personaje que le hace sentirse seguro. Y de repente hay un cambio dramático a mitad de película que deja huérfano al espectador porque todo lo que cree saber no le vale. Y a partir de ahí el espectador de forma activa se convierte en un buscador de luces rojas y tiene que estar atento a las manos del prestidigitador para tratar de descubrir debajo de qué vaso está la bolita“. O si hay bolita.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: