17 06 2012

Una vida con Batman”

(Michael E. Uslan)

 

Michael E. Uslan es uno de los máximos responsables del éxito cinematográfico de Batman. Fan de los cómics desde muy pequeño, el productor tardó una década en llevar a la gran pantalla las aventuras del personaje. Desde 1989, cuando Tim Burton dirigió la primera adaptación moderna del enmascarado, Uslan ha estado detrás de todas las películas de la franquicia. El libro de memorias “Una vida con Batman” descubre su particular pasión por el Hombre Murciélago.

Los directores Tim Burton y Christopher Nolan pasarán a la historia por ser los responsables de las versiones cinematográficas más oscuras de Batman. Sin embargo, nada hubiera sido lo mismo sin la dedicación de Michael E. Uslan, un hombre que se ha encargado de producir todas las versiones para la gran pantalla del héroe enmascarado desde que Burton dirigiera su primer acercamiento al personaje en 1989. Su pasión por el Hombre Murciélago se recoge en el libro “Una vida con Batman”, las memorias de su pasión por el héroe enmascarado.

Adiós al pop

Uslan es el ejemplo vivo del denominado sueño americano. Fanático de los tebeos desde muy pequeño, este licenciado en Historia y Derecho siempre soñó con dedicarse al mundo de las viñetas. Su pasión llegó a tal extremo que es el máximo responsable de la introducción del cómic en las universidades norteamericanas.

A finales de los 70, Uslan decidió llevar al cine las aventuras de Batman. Este fan del Hombre Murciélago quería desterrar la visión pop e infantil de la serie de televisión y la película que triunfaron en los 70 para conseguir que el héroe enmascarado tuviera una adaptación a la pantalla más oscura y acorde a los primeros cómics de Bob Kane, uno de los creadores del personaje.

Casi una década le costó convencer a los directivos de la viabilidad del proyecto. No obstante, su esfuerzo tuvo recompensa: Batman es una de las franquicias cinematográficas más rentables de todos los tiempos.

Directores para un héroe

Antes que Burton se hiciera con las riendas de personaje de la editorial DC, varios fueron los directores que se barajaron para el proyecto. En un principio, como nos cuenta Uslan en su libro, se pensó en Guy Hamilton, un realizador que se hizo famoso por firmar cintas de James Bond como “Goldfinger” o “Diamantes para la eternidad”.

Después se barajó también el nombre de Richard Rush, responsable de “De profesión: especialista” o “Una extraña pareja de polis”, y se propuso el nombre de Joe Dante, que ya había trabajado con Uslan en “Piraña”.

Sin embargo, no fue hasta 1986, cuando el productor decidió que Tim Burton iba a ser el director ideal para la nueva versión del personaje en la gran pantalla. Uslan vio “La gran aventura de Pee Wee” y quedó encantado.

A partir de ese momento, el directivo se reunió con el cineasta para enseñarle los cómics que quería que sirvieran como inspiración a la película.

La idea de escoger a Jack Nicholson como el Joker de Batman (1989) corresponde también al productor estadounidense. En 1980, Uslan leía el periódico New York Post cuando se fijó en la cara del famoso actor en el cartel de “El resplandor”.

El experto en cómics arrancó la hoja del periódico. Después utilizó corrector blanco para aclararle la cara, un rotulador negro para dibujar el pelo y otro rojo para resaltar los labios. Ante él apareció el perfecto Joker.

Unos años más tarde, Uslan no pudo reprimir su alegría cuando le comunicaron que el intérprete encarnaría al mítico enemigo de Batman. El productor, sin embargo, no parecía demasiado satisfecho con la propuesta que Burton le hizo para interpretar al héroe enmascarado. Michael Keaton era entonces un actor famoso por sus papeles cómicos, algo bajito para el papel y sin una musculatura demasiado pronunciada.

El director de “Eduardo Manostijeras” persuadió a Uslan mostrándole el estupendo trabajo dramático del intérprete norteamericano en la película “Alcohol y coca”, asegurándole que podría disimular la baja estatura con una peculiar forma de filmar y convenciéndole que el traje de Batman compensaría la falta de bíceps de la estrella.

Nolan, el realista

En “Una vida con Batman”, Uslan no se olvida de mencionar a Christopher Nolan como el gran director de la franquicia. El productor alaba la visión realista del personaje que aporta el cineasta británico.

Ese empeño por ser lo más verosímil posible se refleja, según el responsable de la serie de películas, en la elección de Washington como uno de los decorados de Gotham City o el retrato psicológico del Joker que encarnara Heath Ledger, que ya no es el payaso homicida que interpretara Nicholson, sino un terrorista en un mundo de pesadilla.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: